Sede Macro
Del 16.10.08 al 02.03.08

Nuevos Artistas del Grupo Litoral

Curaduría: Pombo, Marcelo

Muestra curada por Marcelo Pombo que incluye su obra junto a algunos de los artistas que formaron parte del grupo Litoral

.

Para quienes tienen un recorrido por la historia del arte argentino (y -sobre todo- rosarino) del siglo XX, este título resultará (como afirma su autor) “desconcertante”. Alguien -más ingenuamente- podría preguntarse si ese grupo volvió a reunirse (reunión que resultaría fantasmal en altísimo grado).
No, no volvieron.

Este título nace del deseo artístico y curatorial de Marcelo Pombo de vincularse con ese grupo.
Y, si se acepta que un artista es su obra, lo paradójico (o mediúmico, parapsicológico) de ese encuentro se desvanece y deviene posible.

Según relata Pombo, “La idea surgió después de ver "Los que esperan" de Giacaglia, en la muestra "Las joyas de la corona"i y enseguida le escribí a Carlos Herrera, proponiéndole una muestra que iba a tratar sobre mi creciente interés por las operaciones híbridas y decorativas de la pintura moderna de los márgenes, la estéril ilusión de no repetir el pasado y la riqueza de la necesidad de reinventarlo, mi amor irracional por cierto tipo de pintura provinciana y costumbrista, mi deseo de contribuir con un modesto granito de caos y confusión a una tradición de la misma y mi anhelo por "rosarizarme", que contradictoriamente a lo que esta muestra propone, tiene que ver con mi secreta ambición de estar en sintonía con la ciudad de donde surgió la mayoría del arte con resonancia internacional de nuestro país.”

Este deseo logró condensar en una muestra -curada por Marcelo Pombo- en la que él expone su obra junto a algunos de los artistas que formaron parte de ese grupo que marcó un momento fundamental en la historia del arte de nuestra ciudad y que ha tenido -como ocurre muchas veces en esa historia- mucha menos trascendencia de la que podría haber suscitado debido a la relevancia de su actuación en el campo del arte de ese momento, junto a otros artistas que -considera Pombo- tienen que integrar el grupo litoral que propone.

Pero el gesto de Pombo -como, por otra parte, cabe esperar de un artista como él- no es unitario, simple o unívoco. Es un gesto que desde el mismo deseo deriva, disemina la lectura de esa historia y de la propia obra.

Me gustaría que él mismo concluya este texto con otro párrafo de un email que me enviara cuando trabajábamos sobre la muestra:

“Quisiera homenajear al Grupo Litoral y al mismo tiempo someterlo a una mirada caprichosa.
Maldición! pareciera que le estoy dando la razón a tu "mi grupo litoral".ii
Cómo me gustaría hacer visible un delirio con la pátina gris y triste de nuestra patria!
Pero sobre todo, quisiera demostrar que los loser que odiamos el arte contemporáneo, también podemos divertirnos !!”

Roberto Echen
Noviembre de 2008

Notas:
i “Joyas de la corona” fue una de las instancias de exposición del patrimonio del museo curada por mí (junto al equipo curatorial Castagnino+macro) y que se exhibió en la sede Castagnino del museo durante el año pasado y parte de éste.

ii En un malentendido que se produjo durante nuestro envío de correos electrónicos yo titulé la muestra “Mi grupo litoral” pensando -no se por qué razón- que el mismo Pombo había puesto ese título, a lo que me respondió:
“Me da risa el título que le encajaste a la muestra. Me parece un tanto cliché de los 90.
Mi intención es relacionarme con "otros" pero sin asimilarlos a "mi mundo privado".
Tal vez, "mi grupo litoral" sea una buena idea para usar en tu texto, pero por favor, no me clavés en los 90 justo en la ocasión en la que elijo poner en escena otra mirada, que sin duda se conecta con mi trabajo de los 90 en cuanto a mi identificación con prácticas y objetos visuales desvalorizados, como también a esa mezcla de rebeldía y conservadurismo que me caracteriza, pero con la que intento dejar atrás "mi metro cuadrado".