Sede Macro
Del 21.03.14 al 24.06.14

Dobles

Bart, su doblajista, Don Gato y el maldito bastardo de Papá Pitufo

El Halli Obeid, Leticia

Curaduría: Lara Marmor

Un video que, focalizando en el arte del doblaje, reflexiona sobre la lengua y la identidad a partir de una estructura audiovisual que muestra las tensiones entre la imagen y el sonido.

Video

Foto de sala
Foto de sala


¿Quién no se sorprendió alguna vez al escuchar a su hijo o a un vecino hablando de “tú”, o diciendo “pastel” o “piscina”? Lo que escuchamos es una lengua que nos parece ajena, afectada y, a la vez, reconocible: es la lengua del doblaje, esa técnica que consiste en sustituir la voz original de una producción audiovisual por otra en un idioma diferente. Si la traducción es el puente entre un idioma y otro en la lengua escrita, el doblaje cumple esa función en la lengua hablada.

DOBLES es un video que reúne las entrevistas que Leticia El Halli Obeid realizó a renombrados actores del doblaje en la ciudad de México, cuna histórica de esta industria. Algunos de ellos son Jorge “Tata" Arvizu, voz de Pedro Picapiedra y del Súper agente 86; Francisco Colmenero, doblajista de Mickey y voz en off de Los Duques de Hazzard; Dulce Guerrero, voz de Fiona en Shrek; Marina Huerta, voz de Bart Simpson, yHumberto Vélez, creador de la voz latina de Homero. En las entrevistas, los doblajistas interpretan a sus personajes y comparten historias sobre su oficio. Estos maestros del doblaje dejaron grabadas en nuestra memoria voces y expresiones geniales, muchas veces inventadas por ellos mismos, como ¿Me creería la mitad de lo que digo, jefe?, del Súper agente 86, o la inolvidable frase de Súperman cuando levanta vuelo: ¡A luchaaaaar por la justicia!

Interpelando la memoria emotiva del espectador, DOBLES rescata del anonimato a los doblajistas y muestra la trastienda de un producto cultural, el laboratorio de lo que se llama “español neutro”, y también genera preguntas: ¿qué es una lengua neutra? ¿Es una estilización construida a partir de las lenguas “reales”? ¿Hasta qué punto está incorporada en la cultura y en nuestra vida cotidiana?

El cine sonoro, como antes el cine mudo, tenía que viajar por el mundo, y el español neutro fue uno de los recursos que implementó la industria para facilitar esa circulación. Se trata de un español libre de particularidades locales, para que el producto pueda exportarse. Algunas de sus características son el empleo del tú, el predominio de las normas madrileña y mexicana con palabras como bistec o cacahuate y expresiones como ¡maldito bastardo! o ¡Rayos! El español neutro tiene varias dimensiones que llaman la atención: por su origen y su circulación, es parte de una estrategia de mercado, pero además es un artefacto de lenguaje, que muestra cómo la lengua se desterritorializa y se sintetiza para el diverso colectivo de hispanohablantes.

El Halli Obeid reflexiona sobre la lengua y la identidad a partir de una estructura audiovisual que muestra las tensiones entre la imagen y el sonido. Los saltos que presenta el video entre el registro visual y el auditivo refuerzan la operación de dislocación de sentidos propia del doblaje: ese desfase entre la mímica de la voz original y la palabra del doblajista sugiere que el “arte del doblaje” es intervención sobre la lengua, y que esa intervención es una adaptación cultural.

DOBLES se encuentra en una frontera porosa entre el video-arte y el documental. Presenta una interesante resistencia a encasillarse en cualquiera de los géneros, y desde este lugar estimula nuevas interpretaciones para pensar nuestro tiempo. ¡Pasen, vean… y escuchen una lengua tan extraña como común!

Lara Marmor