Sede Castagnino
Del 09.10.15 al 09.12.15

Guillermo Tottis a 50 años de la fundación de la vanguardia (1965 - 2015)

- Guillermo Tottis

Curaduría: Guillermo Augusto Fantoni, María Laura Carrascal

Una selección de pinturas, fotografías y dibujos de la colección Castagnino+macro que muestra escenas de taller, autorretratos y retratos de artistas en ese espacio. Cada obra manifiesta diferentes recursos a la hora de indagar en la propia imagen y traducir la percepción de sí mismo y la de los pares en el ámbito del estudio.

Guillermo Fantoni, curador de la muestra, en su recorrido preinaugural
Foto de sala
Performance realizada en la inauguración
Performance realizada en la inauguración

Curiosamente, la programación de esta muestra dedicada a Guillermo Tottis (Rosario, 1942), coincidió con el aniversario de uno de los episodios más significativos del arte de Rosario y en el cual el artista tuvo un rol decisivo. Se trata de la realización, en octubre de 1965, de una exposición de pinturas y collages en la Plaza 25 de Mayo, donde por primera vez se reunieron los miembros de dos grupos que funcionaban en torno a talleres identificados por su ubicación geográfica dentro de la ciudad: jóvenes creadores que provenían del Instituto Superior de Bellas Artes de la Universidad Nacional del Litoral y del taller del prestigioso Juan Grela. Una convergencia que significó no sólo la articulación de dos universos hasta entonces antagónicos –como consecuencia de los fuertes debates protagonizados por la generación reunida en el célebre Grupo Litoral de los años 50–, sino, fundamentalmente, el inicio de un movimiento artístico que desde entonces y hasta fines de 1968 conmovió profundamente el mundo de la plástica.

Por su obra radicalmente innovadora, por sus gestos y audacias estéticas, por su protagonismo en la conformación y el recorrido de la vanguardia rosarina de los años 60, Guillermo Tottis constituye un caso no sólo representativo sino singular dentro de ese movimiento. Luego de una serie de ensayos que van de la pintura sintética y abstractizante de fin de los 50 a las prácticas informalistas y expresionistas de los primeros 60, Tottis concretó, a partir de mediados de la década, extensas series de obras neofigurativas, ambientaciones y objetos vinculados al arte pop. Paralelamente, promovió y participó activamente de los gestos fundacionales del movimiento de vanguardia y transitó con sus compañeros de los dos grupos iniciales (el taller de la calle 1º de Mayo: Tottis, Giménez, Greiner, Miranda Pacheco y el taller de la calle Bonpland: Bortolotti, Favario, Gatti, Renzi), y con otros tantos artistas, las principales manifestaciones públicas desarrolladas entre fines de 1965 y fines de 1967: la muestra de la Plaza 25 de Mayo, el Homenaje al Viet-Nam, el Salón Gemul, el lanzamiento del suelto “A propósito de la cultura mermelada”, la Bienal Paralela de Córdoba, las primeras muestras de objetos en la galería Carrillo, el manifiesto “De cómo nuevamente se pretende dar oxígeno a una pintura que hace tiempo ha muerto”, la muestra Pintura Actual Rosario con obras de la colección Slullitel, Objeto Pequeño No Identificado, entre otras.

La sucesión de estos significativos acontecimientos, además de su carácter movimientista en relación al estado del campo artístico de la ciudad de Rosario y de otros espacios como Buenos Aires, muestra el vertiginoso tránsito de la pintura a los objetos y de allí a las diversas situaciones espaciales, las formas del arte de acción y las experiencias de carácter minimalista y conceptual. Un vértigo que en el caso de Tottis definió su alejamiento del ámbito de la plástica a fines de 1967 haciendo un vuelco, al igual que otros creadores, hacia el diseño de espacios, objetos e indumentaria, desplegando de otra forma la tensión vanguardista entre arte y vida.

Esta exposición, de carácter antológico, se propone abarcar las transformaciones estéticas experimentadas por el artista en diversos tramos de la década del sesenta, poniendo énfasis en la acelerada actividad desarrollada en el marco de los grupos que conformaban el movimiento de vanguardia en el lapso comprendido entre 1965 y 1967. Se cuenta para ello con un importante corpus de pinturas y dibujos, bocetos y registros fotográficos de objetos, instalaciones y acciones que permiten revisitar y poner en valor un original recorrido estético y uno de los momentos más suscitadores del arte de vanguardia en la ciudad.


Guillermo Augusto Fantoni es Doctor en Humanidades y Artes con mención en Historia, miembro de la Carrera del Investigador Científico del Consejo de Investigaciones de la Universidad Nacional de Rosario y profesor titular de Arte Argentino en la Facultad de Humanidades y Artes de la UNR. Dirige el Centro de Investigaciones del Arte Argentino y Latinoamericano en la misma casa de estudios y tiene a su cargo la edición de la revista Separata. Es autor de varios libros así como de numerosos artículos y ensayos publicados en volúmenes y revistas especializadas del país y el exterior.

María Laura Carrascal es Licenciada en Bellas Artes, Jefe de Trabajos Prácticos en la cátedra de Arte Argentino de la Facultad de Humanidades y Artes de la UNR e investigadora del Centro de Investigaciones del Arte Argentino y Latinoamericano de esa casa de estudios. Actualmente realiza la carrera de Doctorado en Humanidades y Artes en dicha universidad. Asimismo, ha publicado artículos y ensayos en revistas científicas y culturales, particularmente entre los cruces del arte y la moda, y se desempeña como crítica de arte en el diario La Capital.