Colección Castagnino+macro

En Thriller el soporte está constituido por piezas fotográficas (15 en total) que dispone en el espacio sobre la base de una estructura determinada.

Thriller apela a esas imágenes residuales que vienen de la época en que sólo teníamos meses de vida. Thriller es una especie de compendio de lo que serían los vestigios románticos de la memoria subjetiva. Eso que, desde hace mucho tiempo, quedó, a pesar de uno, en el lecho de la memoria, y nunca más se fue.
La propuesta sería: movilizarlo y quitarlo, si molesta. Disfrutarlo más, si place. Sólo uno mismo puede hacer esa elección y cambiarla mil veces. Uno es su propio Thriller”. (1)

 

(1) Farina, Fernando, Marta Ares, Ramón García, María Luz Gil, Eduardo Médici, cat. exp., Buenos Aires, Arte x Arte, Fundación Luz y Alfonso Castillo, 2002.