Colección Castagnino+macro

Marcos López arma sus escenarios con personas, objetos y espacios reales, cuya presentación resulta un tanto distorsionada para la mirada común. Son imágenes muy vinculadas a ciertas premisas formales del pop art.
Tía negra lavando ropa en Santa Fe constituye un fiel registro de ese lenguaje. El color es uno de los elementos principales que, empleado en función de grandes contrastes, acentúa los efectos de espectáculo. En este sentido, las imágenes de este autor reflejan ciertas contradicciones socio-culturales poniendo a foco los estereotipos, simulacros y dobles discursos. La zaga y la ironía se hallan presentes en toda la serie. Asimismo, los íconos de la publicidad, claramente notorios en la obra mencionada, forman parte de los recursos utilizados para banalizar, desde una imagen puramente ficticia, la cultura del espectáculo vigente en los noventa.