Colección Castagnino+macro

El artista utiliza frazadas lisas, texturadas o estampadas, que interviene con pintura. De este modo, reformula y resignifica el perfil cotidiano de un objeto que se constituye como metáfora de protección y cuidado.

En "Otiuras" emplea formas orgánicas de la naturaleza: pulpos, soles, estrellas marinas y flores. Mediante las aplicaciones tejidas y cosidas de estos íconos, rescata el hacer manual y las técnicas tradicionales ejecutadas por las mujeres de su país natal -tramas ñandutíes-; pero también su relación personal con Paraguay y con su gente, co-autora de este tipo de trabajos.

Por consiguiente, a través de esta estética aparentemente ornamental y banal y sirviéndose de prácticas propias del hacer femenino, Centurión plasma sobre las cobijas “la crisis de la oposición binaria entre lo femenino y lo masculino, y la concepción contemporánea de la diferencia múltiple y heterogénea de los sexos”. (1)

En este sentido, con la utilización de mercancías de consumo masivo, sus obras marcan la tensión entre la serialidad de los productos de mercado y el acabado artesanal, generando una reflexión acerca de la producción de arte actual.

(1) López Anaya, Jorge, Ritos de fin de siglo, Buenos Aires, Emecé Editores, 2003, p. 211.