Colección Castagnino+macro

Pintor y ceramista, comenzó sus estudios en 1910 en la Escuela de Artes y Oficios de Bilbao. En 1921, la diputación de Vizcaya lo pensionó para continuar sus estudios en Madrid, Roma y Paris. En la capital francesa participó del Salón de Otoño de 1924. En 1925 viajó a la Argentina y alternó sus actividades entre Rosario y Buenos Aires. Al año siguiente de su llegada expuso lienzos de motivos vascos en la sede de Witcomb en Buenos Aires. En 1931 obtuvo la nacionalidad argentina y concurrió a los salones oficiales. Alternó sus actividades entre Rosario y la capital del país: en 1935 fue nombrado Conservador del Museo Municipal de Bellas Artes de Rosario. Trabajó como restaurador y como profesor de cerámica en la Escuela Superior de Bellas Artes Ernesto de la Cárcova, en Buenos Aires. Difundió la producción de los pintores vascos a través de exposiciones que organizó en la ciudad de Buenos Aires y en el interior y ayudó a sus coterráneos inmigrantes. La década del 50 fue intensa de viajes y exposiciones en Europa y Argentina.
Obtuvo importantes premios, entre ellos, Primer Premio del Salón Nacional de Artes Decorativas (1936) Premio de Cerámica de la Comisión Municipal de Bellas Artes (1937) Medalla de Oro en Cerámica en la Exposición Internacional de Paris (1937), Segundo Premio en la Exposición de Arte Sacro (1954).

La obra pictórica de José de Bikandi se destacó por la evocación de temas típicos vascos y su cerámica, por su tenaz persistencia en la tradición técnica y formal de raíz hispánica. En Retablo peruano nuestro artista trata un tema poco frecuente en su obra, tal vez inspirado en las documentaciones iconográficas de los hermanos Guido. Pocos años después de su llegada al país, De Bikandi estrechó su relación con Alfredo y Ángel Guido y colaboró junto a ellos y Luis Rovatti en la decoración de la emblemática casa Fracassi. Promotores de la estética neocolonial en la arquitectura y en las artes aplicadas, su obra fusionaba el diseño indígena, morisco e hispanoamericano que habían conocido en sus viajes por Bolivia y Perú. Esta tela asume su interés por la cultura mestiza y por la estética colonial, considerada por los americanistas el fundamento de la estética eurindiana
En los primeros años de la década del 30, José de Bikandi tuvo una intensa actividad en el ambiente artístico rosarino. Ese año aparece retratado con la típica boina vasca en la pintura de Augusto Schiavoni Con los pintores amigos, junto al mismo Schiavoni, Manuel Musto y Alfredo Guido. En octubre de 1930, Fermín Lejarza propuso a De Bikandi para trabajar en la restauración de cuadros del Museo Municipal de Bellas Artes. También intervino las piezas de arte colonial de la colección de Ángel Guido, que había llegado a Rosario desde el área andina en 1930 y luego fue donada al Museo Histórico Provincial Julio Marc. Su estado de conservación manifestaba los problemas que generaba el tráfico de arte colonial, el deterioro sufrido por el paso del tiempo, su origen y su manipulación inadecuada. Este trabajo acercó a los hermanos Guido y nuestro artista, hecho que derivó en la producción de obra para la casa Fracassi, diseñada en estilo neocolonial por Ángel Guido. También realizó junto a Alfredo Guido los azulejos para los bancos del rosedal del Parque Independencia de Rosario. En marzo de 1931 fue nombrado conservador del Museo Municipal de Bellas Artes y tuvo a cargo las funciones de “cuidado y restauración de obras de arte, arreglo y ubicación de las mismas y organización de salones” . En octubre, un acta de la Comisión Municipal de Bellas Artes detalla el trabajo de restauración realizado . Ese mismo año participó como expositor y como jurado elegido por los artistas en el XIII Salón de Rosario. Allí mostró El bergamasco y Desnudo, que figuran en catálogo con los números 49 y 50, y declaró su domicilio en la calle Ocampo 682 de Rosario. En junio de 1932 participó de la muestra Exposición de Artistas Locales con un óleo y una porcelana, ambos de temas vascos. Al año siguiente, exhibe frescos, acuarelas, óleos y cerámicas en la sede de Witcomb de Rosario –entre las obras exhibidas figuran tres con el tema del tango- y se suspende su trabajo en el museo. En 1937, vuelve a participar del Salón de Rosario con Inmigrante Vasco, y asienta su domicilio en Buenos Aires.

Bibliografía
Catálogo XIII Salón de Rosario, Rosario, 1931
Catálogo Exposición José de Bikandi, Rosario, Salón Witcomb. 1933.
Biografías manuscritas de Rosana Goikoetxea en la Biblioteca del Museo Castagnino+Macro. Sin fecha.
Actas de la Comisión Municipal de Bellas Artes, 1930-1931.

María de la Paz López Carvajal