Imagen no disponible.

En Primavera (paisaje de Florencia) estructura la composición en base a una diagonal y utiliza gamas de azules, violetas y rosados que acentúan el carácter subjetivo e intimista de la atmósfera. Fechada en 1922, la obra manifiesta su admiración por el lenguaje pictórico y la concepción de la obra del pintor francés Maurice Denis, sostenida en valores espirituales y técnicos. La simplificación de la composición y de las formas, la ausencia de modelado y el uso simbólico del color, reducido a una paleta forzada e imaginaria enfatizan su intención contemplativa y espiritual.

La obra integró el envío que Fray Guillermo Butler realizó al VI Salón de Otoño realizado en 1923, integrado además por dos temples más, Los Gigantes (Paisaje de Córdoba) y El Río Cosquín (Córdoba), que figuran en catálogo con los números 11, 12, y 13 y se reproduce en la Revista El Círculo, en la edición primavera-verano de 1924.