Imagen no disponible.

Las obras pertenecientes a la colección de arte contemporáneo de Rosario, fechadas en 1997 y 1998, son realizadas a partir de una serie de 1985. En ellas, es posible visualizar los ejes característicos de todas sus etapas anteriores. Las leyes del azar y, asimismo, las de la geometría, son conjugadas en un lenguaje que sigue acentuando el concepto de “vacío”, mediante la disposición de una serie de formas simples sobre un espacio llano; un fondo cuya presencia tiene su referencia principal en las pinturas japonesas y chinas de paisaje de filiación taoísta y budista zen. En ellas, como en estas obras de Padeletti, “el fondo, el espacio vacío, predomina abiertamente sobre las figuras”. (2) Estas pinturas orientales tienen una importancia fundamental en las búsquedas tanto estéticas como metafísicas del autor, quien ha intentado transponerlas a un lenguaje contemporáneo sustituyendo sus íconos simples (montañas, cascadas, pinos y personajes) por formas “no figurativas o figurativas no imitativas”.