Colección Castagnino+macro

La práctica artística de Marisa Rubio se halla inscripta en la construcción de modelos de acción o modos de existencia que interfieren en lo real. Tal es el caso de NMQ, Teoría del quehacer actoral cotidiano para intérpretes que ingresó a la colección Castagnino+macro en el LXV Salón Nacional de Rosario.

Una propuesta con la que indagó acerca de los límites de la vida cotidiana poniendo en consideración nociones como identidad, ficción y realidad. Para ello se sirvió de la creación de un personaje inicial actriz que desarrolla su propia teoría de la interpretación actoral como resultado de sus investigaciones y análisis de la actuación fuera del escenario. Alter ego que, a su vez, desdoblado en otros personajes, adoptaba otras identidades independientes y autosustentables en contextos que se presentaban como reales.

Desplegada como una instalación, la propuesta inicial incluyó fotografías, textos teóricos, fichas descriptivas de los personajes, dibujos y videos con los que la artista documentó el conjunto de operaciones realizadas. En continuo proceso de construcción esta obra permite transformaciones tanto en los modos de representación como de presentación.

En este sentido y como resultado de sus últimas exploraciones, en 2017, Rubio planteó una reorganización de los contenidos de este work in preogress de la colección del museo que incluyó elaboraciones actuales de sus personajes, nuevo diseño de montaje y un nuevo nombre para esta obra, pasando a llamarse: Proyecto Identidades. Y en la exposición actual, “Arte Argentino. 100 años en la colección Castagnino+macro, con autorización de su autora, los curadores del núcleo “El fin del mundo comenzó en 2001. Exageración poética o determinismo histórico” decidieron exhibir solo una pieza en video.

Mayo 2018