Colección Castagnino+macro - Captura de pantalla

El uso de la tecnología en el campo de las artes plásticas se halla en una etapa de continua ampliación. Este alcance ha dado origen a un proceso de re-significación en donde las propuestas estéticas se abren a otras posibilidades. Gustavo Romano ha integrado estos aportes a sus producciones visuales, logrando una síntesis entre imagen e idea que prefigura su estética conceptual.

También ha diferenciado el concepto de proyecto por sobre la concepción tradicional de obra de arte que tiende a centrarse en un objeto material. Esto le ha permitido proponer como obra, sistemas de dispositivos tecnológicos que habilitan la intervención del público, mostrando como resultado, imágenes virtuales lejos ya de la materialidad de la obra clásica, proponiendo nuevos montajes y nuevas visualidades.

Azul cielo y blanca interpreta literalmente el decreto Nº 10.302, del 24 de abril de 1944, en el que se definen oficialmente las características de los símbolos patrios y donde se determina que el matiz del azul a utilizar deberá ser “azul claro como el cielo”. Esta obra en formato net-instalación permite visualizar una galería de imágenes en la web del museo registrada mediante una webcam dirigida al cielo las 24hs, durante el tiempo de su exhibición.

La incorporación de una pieza de éstas características requirió para su montaje de un trabajo previo en colaboración con el artista del Centro Informático Local de la Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad de Rosario y del área de Comunicación del museo. Asimismo introdujo otros cambios radicales que conllevan reflexiones en torno a su conservación, su modo de exhibición y sobre todo acerca de la adquisición de una pieza de carácter virtual en la colección del museo.

Fue presentada por primera vez en 2008, en una exposición individual en el MEIAC (Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo) de Badajoz, España. Además ha sido exhibida en reiteradas ocasiones bajo el formato net-art.