Colección Castagnino+macro

Con su obra Coca Cola es un ejército (2003), la artista deja asentado otro momento de su producción, en donde la resultante se enmarca en una mirada crítica hacia uno de los íconos típicos de la publicidad contemporánea. A través de los trazos de las letras del cartel, extiende su actual interés en el gesto del dibujo, que ya dejaba ver en sus 290 telas con frases dibujadas a través de un bordado manual.