Colección Castagnino+macro

Marú representa la figura de un arlequín, personaje incorporado a la temática del autor desde 1927. Esta pintura se encuentra estructurada a partir de planos geométricos de colores que se superponen, creando volúmenes, transparencias y ritmos. La utilización de dichos elementos del lenguaje plástico define perfiles y sombras en perspectivas engañosas, las cuales evocan el movimiento del arlequín y generan el espacio que contiene al mismo.