Colección Castagnino+macro

Esta obra pertenece a la instalación Buró escolar, que el artista presenta en el ICI (Instituto de Cooperación Iberoamericana), en el año 2000. En este caso, Carballo presenta 7 de las 14 ilustraciones del manual “Buró escolar”. En cada una de estas páginas del manual aparece una extraña conjugación entre la síntesis propia de sus esquemas y la cuota de sensibilidad emergente de una estética ambiguamente pulcra. Este rasgo lo conduce a desplazar la nostalgia de los lugares comunes, por lo cual, las imágenes terminan siendo ciertamente amenazantes, en tanto quedan provistas de un clima de extrañeza que colocan al artista al margen de las supuestas ortodoxias de los medios que emplea.