Colección Castagnino+macro

Con humor, ironiza sobre la levedad característica de la contemporaneidad, valiéndose de la controvertida unión entre el uso de materiales que la misma produce y la factura artesanal.

El estallido del color, el uso de la geometría y de soportes insólitos –como las ruedas de bicicleta– hacen de sus trabajos una síntesis particular. Los elementos formales del lenguaje y la representación icónica de ciertos conceptos son una constante en este tríptico que integra la colección, donde el juego es el medio que le permite construir y desarticular al mismo tiempo la realidad representada. Lejos de las funciones descriptivas, los títulos otorgados a sus obras generan una tensión entre texto e imagen que desplaza los significados.