Colección Castagnino+macro

En el contexto de la Beca para Producción Artística otorgada por el Fondo Nacional de las Artes en 1993, Goldenstein llevó adelante su muestra individual “El mundo del arte, retratos”. En ella trabajó y reformuló el género del retrato –en sus acepciones más tradicionalistas- a fin de despojarlo de su habitual función de realce de ciertas figuras de la sociedad para lograr una imagen capaz de dar cuenta de la persona representada de una forma simple. Retrato de Feliciano Centurión -artista amigo- formó parte de dicha exposición, inscribiéndose en estos lineamientos. La imagen muestra al retratado en su cotidianeidad donde ciertos atributos de su persona se extienden hacia el contexto circundante, fundiéndose con su respectivo escenario. En el caso de esta fotografía, este encuentro está dado por la particular yuxtaposición de los tintes ocres que componen los objetos de la escena en función de resaltar la figura de Centurión, vestido de verde.