Colección Castagnino+macro

Luego de la etapa formalista desarrollada en los años 90 –con la que Kacero irrumpió con fuerza en la escena artística argentina–,  la producción del autor se aventuró hacia nuevos rumbos: la escritura.  En los primeros años de 2000, comenzó a escribir, a imaginar libros, proponiendo otros modos de leer. Trabajó con las palabras en tanto su materialidad, alterando así los sentidos dados. Proceso cuyos resultados volcó en instalaciones, videos, objetos y pinturas que se plantean como obras abiertas hacia los desvíos del lenguaje. En estos lineamientos se encuentra la obra perteneciente a la colección Castagnino+macro. Un libro que condensa parte de su “Nemebiax”: un listado de palabras inventadas, sin sentido, que escribe todos los días desde hace años. Obra / listado que se presenta como work in progress ya que crece paulatinamente. Un juego experimental de depuración que trata a la letra como pura materia significante, de infinitas combinaciones que jamás llegará a ser atrapada por el sentido o significado.