Imagen no disponible.

La propuesta estética de esta artista navega entre el dibujo, la pintura, la escultura, el bordado, la poesía y la instalación, intentando encontrar en cada caso lo esencial e invariable. Por ello,entre otros procedimientos y lejos de los parámetros tradicionales de belleza, León desgarra, corta y deshace los soportes y materiales que emplea en la construcción –destrucción– de su obra, dejándolos expuestos a las acciones del tiempo. En este sentido, el Durlock es la superficie por excelencia para trabajar  ya que es capaz de registrar y soportar cada gesto estético al mismo tiempo que puede ser manipulado casi de modo escultórico. Sin título se ubica en esta esfera de visualización. Allí, la pintura sigue su curso dejando sus huellas y la diversidad de elementos superpuestos convive armoniosamente en un nuevo contexto, alejados de la aparente contradicción que generan sus habituales usos.

 

Abril de 2018