Colección Castagnino+macro

La serie Aura es uno de los grandes cuerpos de imágenes que Flores ha trabajado desde lo fotográfico. Sin título, obra del patrimonio Castagnino+macro, forma parte de ese conjunto. En este tríptico, el autor repite la operación que el matrimonio moldavo Kirlian había efectuado varias décadas atrás: fijar la parte invisible de los cuerpos en una placa fotográfica. En este caso, el aura de amigos y de su gato; aureolas informes, eléctricamente coloridas, sobre fondos negros de remarcable profundidad. De este modo, todo lo que hay en el aura de invisible, de manifiestamente oculto, es traicionado por su pura manifestación, haciendo que el aura devenga en un banal objeto fotográfico.[1]

 “No me interesan especialmente los fenómenos paranormales –escribe–, pero sí el dudoso rigor científico de la cámara, la dudosa representación de lo real en fotografía, y el dudoso aura de mi obra y de mi entorno y de la escena artística”.[2]

[1] www.raulflores.com.ar

[2] García Navarro, Santiago, “Raúl Flores, flores sobre benjamín”, en Raúl Flores, cat. exp., Buenos Aires, Galería Luisa Pedrouzo, s/ f., p. 2.

 

Abril de 2018