Colección Castagnino+macro

Esta fotografía de Guadalupe Miles forma parte de la serie Chaco. En ella retrata a un joven, habitante del chaco salteño, perteneciente a la comunidad Wichí. Uno de los tantos pueblos originarios de nuestro país que reclama la posesión legal de sus tierras, con quienes la artista mantiene un vínculo estrecho desde hace unos cuantos años.

En cada fotografía de esta serie, existe un momento previo, en el que la autora junto a los retratados acuerdan aquello que darán a conocer visualmente. De ese modo, la fotografía, pasa a ser el registro de una alianza entre personas de distintos grupos sociales que evidencian el deseo de ser reconocidos, reconocer y reconocerse.

Por su parte, la artista, construye su mirada a través de recursos de la fotografía publicitaria. Obtiene imágenes cargadas de seducción, vitalidad y sensualidad que se oponen los registros habituales de estas personas en su entorno natural, provocando cierta extrañeza en el espectador.

Esta serie, desde 1996 a 2000, fue trabajada por Guadalupe Miles en blanco y negro, y desde el año 2001 en diapositiva color.