Colección Castagnino+macro

En 2015 durante la estadía en una residencia de artistas en Antártida, Erica Bohm, desarrolló proyectos específicos que profundizaron el diálogo entre arte, ciencia y medio ambiente.

En tal ocasión junto con Juan Antonio Alegre, meteorólogo de Base Esperanza, contempló y registró con su cámara una serie de fenómenos atmosféricos y ópticos en los que, en el verano Antártico, el sol está presente la mayor parte del día generando una sutil penumbra durante la noche. El amplio contenido visual obtenido en esta investigación acerca del sol –la estrella más cercana a la tierra- integró la instalación Estrellas y soles de 2016, donde en cada diapositiva muestra las transformaciones de forma y color generadas en el cielo a partir del tiempo que tarda la luz en llegar a la tierra.

Este proyecto basado en la exploración científica gira en torno a la creación de una poética ficcional donde la autora articula representaciones del espacio estelar con conceptos asociados a la astronomía, la ciencia, la literatura y el cine de ficción, la historia de la conquista espacial, la idea de viaje en el tiempo, junto a términos como paralaje, anacronismo y multiplicidad de tiempos que, presentados como componentes de su imaginario, convocan otra mirada acerca del mundo.