Esborraz, Clara

Rafaela, provincia de Santa Fe, 1991

Esborraz a través de sus trabajos enlaza diferentes decisiones, acciones y procedimientos que conducen a interrogar la práctica del dibujo, al mismo tiempo, que definen el perfil experimental de su discurso. Criterios visibles en toda su producción que van desde el empleo de pocos materiales accesibles y baratos, el descubrimiento de las transformaciones formales del papel, hasta la incorporación de elementos reales o imaginarios alusivos a su entorno afectivo y cotidiano.
La producción de la joven artista ha sido reconocida tempranamente en certámenes realizados en el Museo Castagnino+Macro. En 2015 participó en el LXIX Salón Nacional de Rosario donde presentó Todo lo que no vuelve. Se trató de la instalación de una línea curva de grandes dimensiones, suspendida desde el techo, constituida por 16 hojas de papel manteca unidas entre sí. A las que, durante más de un año, imprimió continuos e intensos trazos con birome hasta modificar la apariencia original de la superficie de ambas caras o hasta fundirse ella misma en la repetición del gesto. En el mismo Salón, al otro año, estuvo representada por la instalación Barricada. Allí exhibió una selección de dibujos montados directamente a la pared con alfileres o apoyados sobre placas de vidrio. Éstos mostraban imágenes, rayas y frases autorreferenciales realizadas en birome sobre papeles comunes como hojas arrancadas de cuadernos o servilletas encontradas en bares. Posteriormente concurrió a la edición 2018 donde obtuvo el Premio Adquisición Salón Nacional de Rosario. Reconocimiento por el que la pieza Se siente como entrenamiento pasó a integrar el acervo del museo.
En la Universidad Nacional de Rosario cursó materias de la carrera de Arquitectura y obtuvo la Licenciatura en Bellas Artes en 2017. Mientras tanto concurrió a talleres y clínicas de obra en distintos espacios de la ciudad: Taller intensivo de Pintura con Paola Vega, Bou Espacio de Arte, 2011; Taller Dirección de Arte en Cine con Oscar Vega, La Toma, 2012; Clínica de obra con Carlos Aguirre, Tambor de Truenos, Clínica de obra con La Hermana Favorita, 2013; Clínica y taller con Sol Pipkin, 2015; Taller intensivo de Dibujo con Lucas Di Pascuale, y Gimnasia de formas y significados con Cecilia Szalkowicz y Gastón Pérsico, La Toma, 2016. En 2015 obtuvo la Beca de formación, encuentro y producción Taller La Basurita a cargo de Carlos Herrera y Claudia del Río, FNA/Plataforma Lavardén. En 2017 formó parte del Programa de Artistas de la Universidad Torcuato Di Tella y, en 2018, de la residencia URRA Tigre, ambas en Buenos Aires. En 2019 alcanzó una Beca de Viaje para artistas de la Colección Alec Oxenford con destino a México. Experiencia, esta última, que derivó en la exposición “Sucia y desprolija” presentada en la galería Piedras, en 2019. Constituida por dos obras en las que presentó una selección de dibujos, y en la otra, realizó una performance junto a un grupo de actrices.
Entre otras actividades, junto con María Virginia Molinari, llevó adelante el proyecto editorial independiente Fuerza y Posibilidad Ediciones. También formó parte de AAPIE (Asociación Amigos de la Publicación Independiente Experimental). Un colectivo integrado por artistas, gestores, editores independientes, fundado en 2016, cuyo objetivo es difundir y promocionar proyectos editoriales experimentales e independientes a través de eventos, acciones e instancias de intercambio.

Septiembre 2020



Obras