Ballerini, Augusto

Buenos Aires, 1857
Buenos Aires, 1902

Estudió pintura con Antonio Gazano, Eduardo Chartón y Francisco Romero. En su primera juventud se dedicó a la diplomacia. A los 18 años fue a Roma en calidad de secretario de un caballero católico, presidente de un grupo de peregrinos que llevaban a S.S. Pío IX un óbolo.

Efectuó un segundo viaje a Italia, para realizar estudios de pintura: la iniciativa privada y el gobierno de la provincia de Buenos Aires se lo permitieron. En Italia ingresó al Instituto Real de Bellas Artes y luego estudió con el pintor Cesar Maccari. Durante sus años de ausencia, transcurridos en Europa, envió numerosas obras que tuvieron gran aceptación entre el público porteño.

A su regreso de Europa pintó motivos nacionales, al igual que sus condiscípulos. De esta época datan La sombra de San Martín y Apoteosis de Mariano Moreno que no tuvieron gran aceptación. Formado en el marco de principios académicos y clásicos, su producción fue amplia y variada, realizó obras decorativas, composiciones simbólicas y cuadros históricos y religiosos. También lo atrajo la tradición indígena y el motivo campestre, el retrato y el paisaje.

Sus escasos recursos económicos lo llevaron a realizar otro tipo de actividades además de la producción, se dedicó a la enseñanza particular y colaboró con el diario "La Nación" realizando dibujos y retratos a la pluma. Integró junto a De la Cárcova y Della Valle el grupo fundador de "La Colmena", institución que organizó exposiciones de pintura y humorísticas con artistas extranjeros en la ciudad de Buenos Aires. Fue un activo representante de la cultura porteña: participó de la Sociedad Estímulo de Bellas Artes de Buenos Aires como miembro honorario, colaboró en la fundación del Ateneo y fue nombrado miembro corresponsal de la Asociación Artística de Roma y jurado de la Comisión Nacional de Bellas Artes en los exámenes de Maestros de Dibujo para las escuelas de estado y para pensionados en Europa.

En 1895 el gobierno nacional adquirió el primer cuadro de autor nacional para el Museo de Bellas Artes de la ciudad de Buenos Aires: Una noche de luna en Venecia, obra suya expuesta en el Salón del Ateneo.

Amante de la naturaleza, también realizó pintura de paisajes en sus recorridas por el país desde Misiones hasta Tandil, pasando en 1902 por las sierras de Córdoba. Pintó estos paisajes a plain-air, sin atmósfera y con tonos sordos.

Su última exposición en vida fue en el Salón Freitas y Castillo en Buenos Aires. Ballerini murió repentinamente antes del cierre de la mencionada exposición, el día 28 de abril de 1902.

Un año mas tarde se realizaba una exposición póstuma lográndose reunir 132 obras del artista.

Bibliografía:
  • Lozano Mouján, José María, Apuntes para la historia de nuestra pintura, Buenos Aires, 1922.
  • Schiaffino, Eduardo, La evolución del gusto artístico en Buenos Aires, recopilado por Godofredo E. J. Canale, Buenos Aires, Editorial Bellas Artes, 1982.
  • Academia Nacional de Bellas Artes, Historia General del Arte en la Argentina, tomo IV, Buenos Aires, 1988.
    Pagano, José León, El arte de los argentinos, Buenos Aires, Editorial del Autor, 1937.


Obras