Echagüe, Rubén

Rosario, provincia de Santa Fe, 1948
Vive y trabaja en Rosario

Licenciado y Profesor Superior en Artes Visuales por la Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Rosario, donde se ha desempeñado como docente. Es conferencista y crítico de plástica, habiendo escrito gran número de artículos sobre la especialidad, como así también sobre temas de interés general. Estuvo a cargo de la columna de Arte del diario La Capital (Rosario) del cual es actualmente colaborador "free lance". En 1989 editó un libro sobre la vida y la obra del pintor Augusto Schiavoni (Ed. Universidad Nacional de Rosario). Expone desde 1975, habiendo obtenido numerosas distinciones. Ha actuado como jurado en diversos certámenes, e integrado Jornadas Internacionales de la Crítica en la ciudad de Buenos Aires. Entre 1985 y 1990 se desempeñó como director del Museo Municipal de Bellas Artes "Juan B. Castagnino" de Rosario. Actualmente, es Coordinador de Actividades Culturales de la Biblioteca Argentina "Dr. Juan Alvarez", dependiente de la Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad de Rosario.
No en vano Rubén Echagüe proclama ser uno de los primeros artistas de su generación en haberse dedicado a la “confección de objetos”, ese “género” novedoso que durante la década del 80 prometía que cambiaría la historia de las artes de manera radical. Solo un artista que compartiese un espíritu altamente lautreamonteano, impregnado de una profunda avidez lúdico-poética como el de Echagüe, podría emplear la creación de objetos como un modo de fabricación de sentido an-objetual. Su producción siempre sugiere que las propiedades formales de la obra deberían ser vistas como simple imágenes abstractas con sentido emblemático, esto es, como un acto. No como entidad en si, sino como modo de inducir un complejo pensamiento lírico. El simbolismo de Echagüe no es referencial, sino que sus obras crean sentido mediante una lúcida estrategia de fragmentación y recombinación, muy próxima a la de la poesía. La suya es una lógica capaz de generar variaciones de sentido potencialmente infinitas. En sus objetos, las relaciones de proximidad, la acumulación, la yuxtaposición y conjunción, como principios fundamentales de orden, gobiernan las relaciones entre las partes. Pero, si bien los objetos resultantes serán su medida tangible, no funcionan sin embargo como propuestas de correspondencia directa con aquello que nos rodea. La suya es una estrategia que mantiene una relación libre con las poéticas del habla y la de la escritura. La Lección de Anatomía, parte de la colección de dibujos del Museo Castagnino, es un ejemplo típico de esto. Una figura en apariencia anónima será recombinada con una pieza de mobiliario para retratar, en forma casi onírica pero también más emotiva, alusiva o autorreferencial, la figura de un tío. Asimilando, lo mismo que el lenguaje, lo visible y perceptible al universo de las ideas abstractas, la obra de Echagüe nos lleva a observar, nombrar, clasificar y reinventar ese modelo que denominamos “realidad” en una operación que es a la vez cognitiva y estética.

BIBLIOGRAFIA

De LA COLINA, Rubén. “Rubén Echagüe y sus itinerarios visuales”. Diario La Capital, Rosario, lunes 27 de septiembre de 2004.

N. de R. “Desde la obra que mira hasta quién mira la obra. Liturgia imaginada, la muestra conjunta de Guimpel y Echagüe en la galería Stein” Diario La Capital, Rosario, jueves 25 de septiembre de 2003.

Vignoli, Beatriz. “Rubén Echagüe: el pan como símbolo del hambre de sentido”. Diario Rosario12, Rosario, martes 23 de Mayo de 2006.

Vignoli, Beatriz. “Echagüe, Elizalde, Goñi, Lezama y Usandizaga: Cinco vascos empecinados”. Diario Rosario12, Rosario, martes 30 de Octubre de 2007.

María Eugenia Spinelli, 2008

 

 



Obras