Eckell, Ana

Buenos Aires, 1947
Vive y trabaja en Buenos Aires

Estudia en las escuelas nacionales de bellas artes Manuel Belgrano (1964) y Prilidiano Pueyrredón (1967).
Realiza sus primeras exposiciones individuales en la década del setenta, pero es en 1983 cuando se percibe su presencia firme en la escena plástica argentina, al recibir el Premio a la Artista Joven del Año, otorgado por la Asociación Argentina de Críticos de arte.
Como muchos de los exponentes del arte de los 80, Ana Eckell elige a la pintura como lenguaje, poniendo de manifiesto su orientación estético ideológica en una fase en donde se vuelve a reivindicar a la pintura, en contraposición a las tendencias promotoras de la desmaterialización del arte.
En estos años, sus obras muestran de un modo simbólico las escenas de violencia transcurridas en la década anterior. Se inclina por una figuración expresiva y vertiginosa, en la que personajes de la escena nacional son transfigurados en imágenes sarcásticas, en las que emplea una paleta de fuerte cromatismo y una pincelada vigorosa. En estos trabajos se encuentran referencias a la producción de Otto Dix y Georges Grosz, y un afán “por presentar una mirada punzante sobre la realidad”. (1)
En 1985 participa de la Biennale de París y de la XVIII Bienal Internacional de San Pablo. En el mismo período, recibe importantes premios nacionales e internacionales.
Desarrolla una pintura sólida en la que animales, objetos y figuras humanas se entremezclan con imágenes de la historieta y el cine, poniendo al descubierto los excesos, la frivolidad y el desamparo de la sociedad.
Hacia 1990, la imagen se hace más sintética y depurada, la paleta pierde sus cualidades cromáticas anteriores, y emergen siluetas de hombres y mujeres en posiciones y situaciones enigmáticas, que despliega sobre fondos blancos. Son escenas envueltas en una peculiar atmósfera emocional, que adquiere visibilidad, fundamentalmente, por el trazo gráfico y gestual.
Amarillo 99 (1999) pertenece a un momento avanzado de esta etapa. En esta pintura, la autora preserva esa actitud crítica y observadora de la realidad que la lleva a plasmar sucesos simultáneos para hacer referencias a un mundo frenético, en el que persisten la injusticia y la maldad. Como en otras instancias, hace uso de la metáfora a través del empleo de la forma caja, que aparece asociada al lugar de lo íntimo, al límite entre lo propio y lo ajeno. De allí que en el cuadro se muestren personajes femeninos y masculinos en diversas situaciones, invadidos y atormentados por los límites. En este sentido señala:

“Tengo conciencia que comprometo mis emociones –emociones, turbulentas, pacíficas o confusas-, que me involucro totalmente en el acto de pintar. Pero lo que quiero es movilizar a los demás. Lo que busco no es algo intelectual, sino producir una especie de corriente de intercambio, de juego recíproco donde yo objetivo y el otro también”. (2)

Entre las distinciones y premios recibidos figuran: Primer Premio Adquisición, dibujo, Bienal Fundación Arché, MNBA (Buenos Aires, 1982); Premio Artista Joven del Año, Asociación Argentina de Críticos (Buenos Aires, 1983); Mención Premio de Pintura Cándido Portinari, Bienal Latinoamericana, La Habana, Cuba (1984); Primer Premio Chandon, pintura, MNBA (Buenos Aires, 1995); Primer Premio Costantini, MNBA (Buenos Aires, 1997); y Mención de Honor, Concurso Latinoamericano de pintura Enersis (Santiago de Chile, 2002).
Participó en bienales internacionales de París, San Pablo, La Habana, Cali, Cuenca, Valparaíso, Osaka, Milán, Venecia, Praga, y Puerto Alegre.
Expuso en distintas ciudades de Argentina, Uruguay, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Venezuela, México, Chile, Brasil, Alemania, Rusia, EEUU., Holanda, Inglaterra, Italia, Finlandia, y otros países.
Sus obras forman parte de diversas entidades nacionales e internacionales, entre las que se hallan: MNBA, MALBA, MAMBA, Museo Sívori, Museo de Arte Contemporáneo de Scopje (Yugoslavia), Museo de Arte Moderno de Río de Janeiro, The Bronx Museum of the Arts (EEUU.), Chase Manhattan Bank Collection, Colección City Bank, Deutsche Bank de Buenos Aires. Fueron sumadas también a colecciones particulares de Argentina, América, Europa y Asia.

(1) Premios Colección Costantini, cat. exp., Buenos Aires, MALBA, 1997, p. 431.

(2) 70-80-90. Setenta artistas de las décadas del ochenta y noventa, Buenos Aires, MNBA, 1996, p. 36.



Obras