Del 16.03.22 al 30.04.22

En tránsito. Casos de la colección macro

Andreetti, Carolina - Benedetti, Ana María - Dani Umpi - Katz, Leandro - Legón, Martín - Mattar, Mariana - Orensanz, Marie - Viegener, Ruth

Una exposición coproducida por los equipos macro y CEC en el marco del programa IRRADIACIÓN macro

Andreetti, Carolina, Calle Recuero 1970. Una casa (captura de video)

 

…Nadie se baña dos veces en un mismo río…

 

Con este enunciado Heráclito inhabilitaba la posibilidad de permanencia absoluta del estado de las cosas. La realidad pasó a concebirse como un proceso de cambio continuo y desde entonces fue abriéndose paso la idea de devenir. 

Frente a un mundo cambiante, la pregunta que interroga sobre el sentido del ser carece de la expectativa de una respuesta inalterable. Ya no es posible creer en la perennidad ni en la estabilidad de uno o de todo aquello que nos ocurre o podría ocurrirnos. 

Como sucede en otros ámbitos, el campo del arte plantea una perspectiva cuestionadora sobre lo establecido o instituido, reconociendo a partir de sus lenguajes el surgimiento de espacios vinculares e interferencias momentáneos que inciden en la organización de nuestra voluntad de creación, percepción y conocimiento, de modo también transitorio.

Esta propuesta expositiva es consecuencia del trabajo transdisciplinar que realizan las áreas del equipo Colecciones del macro —museo de arte contemporáneo de Rosario— que se enmarca en el proyecto Casos. Programa que tiene como objetivo principal la optimización de su acervo a partir de la investigación y del abordaje conjunto de cada obra en particular, desde las múltiples perspectivas que hacen a su museabilidad: conservación, guarda, montaje, registro documental y fotográfico, catalogación, etc.

Así como las especificidades de cada departamento se configuran y transforman de modo continuo en ese modo de operar, la presente exposición se despliega entonces sobre la idea del desplazamiento. El movimiento de la colección de arte argentino contemporáneo del macro (o de parte de ella) hacia aquí, señalando con su traslado tanto un itinerario posible dentro del gran corredor que determina el río como nuevas tramas de sentido y vínculos entre instituciones culturales. 

Obras en tránsito que por fuera de las coordenadas arquitectónicas del macro, en otro territorio denominado CEC —Centro de Expresiones Contemporáneas— impulsan el desarrollo de nuevos acontecimientos y alteraciones sensoriales.

Transitoriedades también materiales, conceptuales y simbólicas que atraviesan las piezas que aquí se presentan. Acciones que transitan el dibujo para devenir luego en registros en video: Calle Recuero 1970. Una casa; instalaciones que transitan investigaciones pictóricas donde la mímesis deviene en abstracción: Proyecto Cielo; la palabra que transita la imagen: …hablamos…; el sonido devenido canción: Dramática y Perfecto; canciones ícono que transitan reversiones: The answer is blowin' in the wind; el Che transitado por Dr. Adolfo Mena González y viceversa. Exploraciones sonoras, visuales, musicales, espaciales, de la palabra, el lenguaje y la comunicación que, a su vez, resignifican experiencias pasadas: estrategias guerrilleras, intérpretes anónimos, transformaciones del espacio público, apropiaciones del ambiente natural, letras de canciones y momentos personales. 

Piezas que inevitablemente nos llevan a pensar en el tránsito de este patrimonio público y de los diferentes momentos que atravesó (y atraviesa) la colección de arte argentino contemporáneo desde su conformación en 2000, según los objetivos de sus diversos programas de incorporación. Objetivos que permitieron el ingreso de obras de autores argentinos de diversas regiones (Mariana Mattar, Mendoza,1980; Ana María Benedetti, Salta, 1979; Ruth Viegener, San Carlos de Bariloche, 1956-2019), de aquellos históricos referenciales en la construcción del arte argentino (Marie Orensanz, Mar del Plata, 1936; Leandro Katz, Buenos Aires, 1938), representantes de nuevas escenas (Martín Legón, Buenos Aires, 1978; Carolina Andreetti, Avellaneda, 1969) y, entre otros, de autores de otras nacionalidades que trascienden con sus producciones el campo específico del arte (Dani Umpi, Uruguay, 1974). Una colección que hoy continúa expandiéndose hacia la experiencia de lo contemporáneo: la experiencia macro. 

 

Nadia Insaurralde y Yanina Bossus

Equipo Colecciones macro
(Registro y documentación, Investigación y catalogación, Conservación y Registro fotográfico)

 

 

IRRADIACIÓN macro

Un museo de arte contemporánea no puede restringirse a ser un contenedor de obras (por muy contemporáneas que sean). Tiene que –sobre todo– situarse como tal en la contemporaneidad (por muy contradictoria que pueda resultar –o no– la expresión “museo contemporáneo”).

Un museo que no se sostenga como espacio cerrado delimitado por sus paredes sino que se coloque en posición de experienciar la ciudad como espacio de contemporaneidad desde el arte (pero no solamente).
Un museo cuyo adentro sea –además de la posibilidad de exposiciones y acciones que sólo pueden tener lugar en su interior– el señalamiento de un afuera que ya no sería tal, sino una especie de topología en que interior-exterior devenga en mera relación arquitectónica pero no de la posibilidad experiencial que proponga.

Desde allí.
macro construyendo su espacialidad como nodo que haga red con cualesquiera experiencias vinculadas al arte factibles de ser producidas en el espacio.

Roberto Echen
Director artístico macro