Castagnino

Museo Municipal de Bellas Artes Juan B. Castagnino

Sede histórica

Avenida Pellegrini 2202
2000 Rosario
Tel (+54 341) 4802542/3


Días, horarios y modalidad de visita

Jueves, viernes, sábados y domingos de 11 a 17 h.

Debido a los protocolos establecidos hay recorridos cada hora, el último se realiza a las 16, para grupos de 20 personas como máximo. Para participar de los mismos es preciso reservar un turno a través de la web.

RESERVA DE ENTRADA


La biblioteca situada en la sede Castagnino se encuentra cerrada.

 

Cómo llegar

Colectivos: 144, 125, 153, 120, 123.
Probá también el ¿Cómo llego?

 

 

Reseña histórica

El museo Castagnino es inaugurado el 7 de diciembre de 1937, surgido de una colaboración entre el gobierno municipal y la iniciativa privada.

El edificio, donado a la ciudad por Rosa Tiscornia de Castagnino en memoria de su hijo Juan Bautista, coleccionista de arte de principios del siglo XX, consta de 31 salas de exhibición, auditorio, biblioteca, tienda, instalaciones de restauración, depósitos de conservación de obras y servicios para el público. El edificio proyectado por los arquitectos Hilarión Hernández Larguía y Juan Manuel Newton estuvo a la vanguardia de los museos de su tiempo y es una de las instituciones artísticas más importantes de Argentina tanto por su acervo como por la proyección de sus actividades.

El Castagnino cuenta con obras que se han ido coleccionando desde hace más de 70 años y en crecimiento. Pinturas, esculturas, grabados, piezas europeas de diversas épocas, instalaciones, fotografías, conforman la colección Castagnino + macro. Las muestras que se realizan periódicamente contemplan, además de toda la colección, obras y retrospectivas de artistas invitados, a consideración de los criterios curatoriales del museo.

La institución hace hincapié en la documentación y catalogación de las obras, en la promoción del arte y la incorporación de obras contemporáneas argentinas de las más diversas regiones, mediante un programa destinado a tal fin, cuyo principal flujo nutriente proviene del espacio de arte contemporáneo, su sede el Macro.