Kit Nuevos colores para los silos

Para conocer la historia de los diseños de pintura exterior, descargar el kit y crear una nueva propuesta.

El macro es inaugurado el 16 de noviembre de 2004, ante a la importancia de las incorporaciones de arte contemporáneo realizadas por su precursor, el Museo Municipal de Bellas Artes Juan B. Castagnino.
Para el emplazamiento del museo la Municipalidad de Rosario recicló los silos Davis, construcción de principios de siglo pasado, ubicados a orillas del Paraná.

El edificio, conformado por 8 cilindros usados originalmente para el almacenamiento de granos, hoy cuenta con 10 pisos, una explanada y un túnel para sus exhibiciones, además de depósitos de obras, tienda y servicios para el público. La sede abre la posibilidad de cruzar lo local con lo nacional e internacional, para así vincular las diversas estéticas del presente.

Su fachada es pintada sobre la base de proyectos elegidos por concursos nacionales.

La pintura exterior del museo posee un carácter de obra efímera y con los años se ha transformado en un ícono indiscutido de la ciudad de Rosario apareciendo en postales, cuadernos, stickers y estampas.




Primer concurso 2003/2004

La convocatoria fue lanzada por primera vez en 2003 y el primer premio se lo adjudicó la arquitecta rosarina Cintia Prieto. El Jurado estuvo integrado por Luis Fernando Benedit, Luis Felipe Noé y Clorindo Testa.




Segundo concurso 2010


Tras el desarrollo del Concurso nacional abierto a la comunidad, y realizado por el Museo de Arte Contemporáneo de Rosario junto con el apoyo de Tersuave, se presentaron 173 proyectos de diseño, con el propósito de cambiar el aspecto y color de los cilindros del emblemático edificio proyectado por Ermete De Lorenzi (1900-1971).

En una ceremonia realizada en el macro, el Intendente de la ciudad Ing. Miguel Liftschitz, junto al Secretario de Cultura y Educación de la Municipalidad, Horacio Ríos y el Subdirector Artístico del Museo, dieron a conocer a quien ganara este importante Concurso, cuyo jurado jurado de premiación estuvo integrado por los reconocidos artistas Luis Benedit, Edgardo Giménez y Clorindo Testa.

El premiado fue un joven rosarino de 26 años, Martín Marcos Agüero, quien conquistó el jurado con una propuesta colorida, donde el diseño representa las cuatro estaciones del año y los cuatro momentos del día; la gama de grises dan cuenta de las etapas de la vida desde la infancia hasta la vejez; y las cuatro flechas se remiten a los puntos cardinales.

Al mismo tiempo, en la ceremonia de premiación, se otorgaron dos menciones honoríficas: la primera correspondió a Alejandro Alfano Curbelo y la segunda a Martín Goldberg.


 




Tercer concurso 2016/17


A través de las Secretarías de Planeamiento y de Cultura y Educación de la Municipalidad de Rosario se abrió la convocatoria al Concurso Nacional para el diseño de la pintura exterior del Museo de arte contemporáneo de Rosario 2016/2017, en colaboración con Tersuave y Fundación Medifé.

Este certamen el jurado de premiación estuvo conformado por el estudio de arquitectura Estudio A77 y el artista Juan José Cambre, además de un representante del Museo Castagnino+macro, un representante de la Secretaría de Planeamiento y un representante de la Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad de Rosario.

El proyecto ganador fue realizado por Juan Esteban Maurino de 29 años; Ezequiel Alberto Dicristófaro y Maite Pérez Pereyra, ambos de 30 años de edad.

Participaron del certamen 260 proyectos.


Los detalles del diseño actual

Los creadores apuestan al “color como símbolo de la cultura”. Con una paleta de 12 colores, proponen “una red cromática que unifica y enlaza todo el espacio, albergando a su vez cada individualidad con un color diferencial que está siempre en relación directa con el diseño cromático del vecino”.

En la fundamentación del proyecto plantean: “Cada cilindro referencia a cada distrito de Rosario sumando a su vez el concepto de la ciudad como parte de un sistema mucho mayor, que alcanza al país y a todo Latinoamérica con un color para cada uno de ellos. De la misma manera, si pensamos la cultura como algo dinámico en continuo movimiento, el uso de las diagonales, trazadas sobre la superficie curva de los silos, nos ayudan a remitir a esta idea, no sólo porque el observador al cambiar de posición modifica la amplitud de cada una de las curvas, sino que cada línea logra verse desde cualquier punto de vista, única e irrepetible con respecto a las otras”.






Mirá el video de los diseños anteriores y proyectos presentados



3er. Concurso nacional para el diseño de la pintura exterior

 

 


Kit para descargar



Kit afiche 
Instructivo + historia



Kit mural 
Instructivo + historia