Colección Castagnino+macro

Pintor y grabador, asistió a la Academia Nacional de Bellas Artes entre 1907 y 1908. Luego, continuó su formación en el taller de José Quaranta. Junto a Valentín Thibon de Libian y Ramón Silva se vinculó con Martín Malharro, representante del modernismo vernáculo. En 1909 viajó a Europa y el conocimiento de la pintura impresionista y post impresionista influenció su lenguaje artístico posterior. En 1910 integró la Exposición Internacional del Centenario y desde 1911 participó del Salón Nacional, donde obtuvo el Premio Adquisición (1913). En 1916 realizó una muestra en Witcomb y ganó el Premio Europa, que no pudo concretar.
En 1917 presentó una muestra de paisajes en la Comisión Nacional de Bellas Artes junto a Thibon de Libian, López Naguil y Raúl Mazza. Desde este año, fue identificado como paisajista y dedicó su producción a las sierras cordobesas y vistas de las afueras de Buenos Aires. En 1818, presentó una muestra de 37 paisajes cordobeses que luego presentó en Rosario, en una muestra junto a Roberto Franco, auspiciada por El Círculo y que se llevó a cabo en el Salón Castellani. Al año siguiente, realizó una exposición individual en la sede de la Comisión Nacional de Bellas Artes en la que presentó paisajes serranos pintados en los parajes cordobeses de San Alberto y San Javier. Obtuvo el Segundo Premio del Salón Nacional (1919) por Tarde de San Alberto. Murió de tuberculosis a los 34 años.

Álamos pertenece al conjunto de pinturas realizadas en San Alberto en 1919 -en la zona cordobesa de traslasierra- dos años antes de su muerte y exhibidas en la sede de la Comisión Municipal de Bellas Artes ese mismo año. En el reverso de la pintura, se lee “Alamos de San Alberto, Córdoba. Walter de Navazio”.
En junio de 1923 fue organizada en el Salón Muller una exposición póstuma titulada Obras y estudios de Walter de Navazio, donde fueron presentadas 43 piezas de su autoría. Alamos ingresó a la colección del Museo Municipal de Bellas Artes en esa misma fecha, por lo que deducimos que fue adquirida por la Comisión Municipal de Bellas Artes en esa ocasión. La presencia de De Navazio en Rosario había sido frecuente desde 1918, cuando participó del II Salón de Otoño y expuso sus obras junto a R. Franco auspiciado por El Círculo. Luego, expuso paisajes en el III Salón de Otoño (1919), algunos de ellos cordobeses.
Influenciado por el impresionismo de Malharro, de Navazio se mantuvo pintando paisajes de las sierras y valles cordobeses que tuvieron éxito durante el auge del género como símbolo de la nación, aunque su línea de producción es diferente a las de los regionalistas naturalistas. De Navazio concebía la naturaleza de manera idealista y los títulos de sus obras expresaban sensaciones interiores. Utilizó pinceladas yuxtapuestas y una paleta de variaciones de grises, azules, violáceos y verdes que oponía a acentos naranjas que originan las zonas de luz. Construye volúmenes que disuelve en la densidad de la atmósfera, logrando una imagen que es vehículo de su emoción.
De Navazio participó en la Exposición Internacional de Arte del Centenario de 1910, con su obra Tarde gris. Al año siguiente, participó en el primer Salón Nacional y también en los posteriores de l912, 1913,1914, 1918, 1919, 1920. En 1918 obtuvo el Premio Adquisición del Museo Nacional por su obra Tarde Serena.

Bibliografía
Brughetti, Romualdo, Historia del arte en Argentina, México, Editorial Pormaca, 1965.
Burucúa, José Emilio y Telesca, Ana María, El impresionismo en la pintura argentina. Análisis y Crítica, Buenos Aires, Boletín del Instituto Payró nro. 3, 1989.
Córdova Iturburu, La pintura argentina del siglo veinte, Buenos Aires, Editorial Atlántida, 1958.
Pagano, José León, El arte de los argentinos, Buenos Aires, Editorial del Autor, 1962. Tomo IV

María de la Paz López Carvajal