Colección Castagnino+macro

En 1912, la pintora francesa Leonie Matthis contrajo matrimonio en Buenos Aires con el retratista Francisco Villar, a quien había conocido en Andalucía luego de asistir a la Academia de Bellas Artes de Paris, privilegio concedido a pocas mujeres artistas. En la Argentina desarrolló una fecunda obra pictórica que fue galardonada con el Primer Premio de Pintura en el Salón Nacional de 1919.
Dedicó su obra a la reconstrucción de la historia argentina, especialmente al período colonial y al rescate iconográfico del acervo arquitectónico sudamericano cuando su consideración y valor estaban aún postergados. Para gestar su obra realizó numerosos viajes y un cuidadoso trabajo de registro y documentación, metodología personal que ella definía como estudio del pasado, su reconstrucción y su evocación a través de la pintura.
En 1920, Leonie Matthis y su marido llegaron por primera vez a Tilcara invitados por el pintor José Antonio Terry para pasar una temporada en su taller. Impresionada por los paisajes de las provincias del norte y por su riqueza cultural, regresaron todos los veranos hasta 1932. Explorando el mundo hispanoamericano, sus viajes se extendieron también hacia Bolivia y Perú.
A principios de los 20, pintó el altar de la Iglesia Nuestra Señora del Rosario de Tilcara, en el que todavía se aprecia el color y la decoración original decimonónica de raíz cuzqueña anterior a la restauración que sufriera en 1941. 

María de la Paz López Carvajal