Colección Castagnino+macro

Daubigny se inició en la pintura junto a su padre, también pintor. Luego de una breve estadía en Italia, fue discípulo de Paul Delaroche (1797- 1856). Concurrió al Salón de Paris desde 1838 con su tela Vista de Notre Dame y la Isla ST. Louis. Trabajó como grabador e ilustrador. Desde 1943 frecuentó el bosque de Fontainebleu realizando pintura a plain air y se unió al grupo de los pintores de Barbizón, entre ellos Jules Dupré (1811-1889), Théodore Rousseau (1812-1867) y Alexandre-Gabriel Decamps (I803-1860). Frecuentó a Jean-Baptiste-Camille Corot (1796-1875) y los unió una estrecha amistad. Viajaron juntos por Francia para realizar bocetos entre 1852 y 1853 y al año siguiente se unió a ellos Gustave Courbet (1819-1877).
Fue galardonado en los salones de 1848, 1852, 1857 y 1859 y su obra tuvo gran repercusión pública en la Exposición Universal de 1855. En 1859 fue nombrado Caballero de la Legión de Honor. Hacia 1857, su interés por la interpretación de la naturaleza lo llevó a habilitar una embarcación como estudio flotante que llamó Le Botin y con la que navegó por el Sena y el Oise. Visitó Inglaterra en 1865 y 1866 y España en 1868.

Su obra puede considerarse una transición entre la escuela de Barbizón y la escuela impresionista, de hecho fue el crítico Theophile Gautier (1811- 1872) quien utilizó la palabra impresión para referirse a su estilo pictórico: “Il est vraiment dommage que M Daubigny ce paysagiste d un sentiment si vrai si juste et si naturel se contente d une première impression et néglige à ce point les détails. Ses tableaux ne sont plus que des ébauches et des ébauches peu avancées. Ce n´est pas le temps qui lui a manqué car il n´a pas exposé moins de cinq toiles assez importantes c´est donc à un système qu´on doit attribuer cette manière lâchée que nous croyons dangereuse pour l avenir du peintre s´il ne l´abandonne au plus vite"
Su adhesión a los principios naturalistas lo llevó a perseverar en la representación objetiva de la naturaleza, restándole poesía y subjetividad a la pintura de paisajes. Se inclinó por una pincelada suelta, liviana y rápida, que le permitió mayor espontaneidad e inmediatez en la representación de las características del agua y la atmósfera. Desde 1865 -cuando coincidió en Trouville con Courbet, Boudin y Monet- su pincelada se volvió cada vez más ligera y abocetada, anticipando fundamentos impresionistas.
El pequeño formato de la tabla de Crepúsculo es similar -con ligeras variantes- al utilizado frecuentemente en 1858, cuando el artista pintaba a bordo de Le Botin, navegando por el Sena o el Oise. En esta etapa se advierte la firme intención del artista de alejarse de la anécdota del tema, tendencia que se agudizará en la producción de la próxima década, con la que puede relacionarse nuestra obra. En Crepúsculo Daubigny disuelve las formas en la atmósfera. Los paisajes de crepúsculos o con luna fueron temas preferidos por el pintor para captar los reflejos de la luz y sus efectos en la superficie del río, manifestando a través de la pintura su experiencia visual inmediata. En este caso, utiliza matices dorados y rosados y veladuras sobre la tabla consiguiendo la transparencia de la luz y las sutilezas que el soporte le facilita. Por la manera de componer la imagen, Crepúsculo puede relacionarse con Sunset on the river Oise (1866, Cleveland Museum) o con Landscape with ducks (1872, Metropolitan Museum, Nueva York)
La tabla corresponde al legado de Celia Astengo de1981. Hija de Enrique J. Astengo (1867-1939) -empresario que amasó una considerable fortuna gracias a las oportunidades brindadas por el desarrollo del modelo agroexportador en la región-, se distinguió no sólo por sus actividades filantrópicas sino por la valiosa colección de obras de arte que formó gracias a compras realizadas durante sus viajes a Europa, en galerías porteñas, anticuarios y remates. Inició su colección con obras de arte antiguo, pero luego se inclinó hacia la pintura francesa de siglo XIX, en la que se destacan las piezas de la escuela francesa de 1930 que continuaron sus hijos Celia, Héctor y María Antonia.

 

Bibliografía:
Benezit, Dictionaire de peintres, sculpteurs, dessinateurs et graveurs, Librarie Grund, 1966.
Laran, Jean, Daubigny, Paris, Librairie Centrale des Beaux Arts, 1912
Wickenden, R. “Charles Francois Daubigny”, The Century Magazine, Nueva York, vol XLIV, July 1892, nro 3.

María de la Paz López Carvajal