Colección Castagnino+macro

Los dibujos de retratos realizados a lápiz como Figura, firmado por Carlos Descalzo en 1838, eran frecuentes en el Río de la Plata hacia 1830.  La obra se inscribe en una etapa que coincide con el segundo período de gobierno de Juan Manuel de Rosas, que se caracteriza por cierto impulso de las actividades artísticas resultado de la influencia y actividad de los artistas extranjeros, la introducción de la litografía y el auge del género, sometido a pautas que se determinaban desde el poder. Los valores culturales neoclásicos anteriores a 1930 caducaban y “eran reemplazados por la filosofía romántica liberal, que en el arte se traducía en un tono romántico que coexistía con formas académicas y neoclásicas”[1]. Pero en Figura todavía son evidentes las características de las versiones vernáculas más severas del academicismo y el neoclasicismo europeo. Es una composición rígida, posiblemente inspirada en grabados, que representa el busto de una mujer joven que lleva un atuendo a la moda de la época, con los hombros descubiertos, el cabello recogido con bucles, collar al cuello y una miniatura  con la imagen de un hombre prendida en el escote. Las miniaturas también fueron encargos frecuentes a principios de siglo, los pintores de retratos publicitaban en la prensa local este tipo de técnica, que suponía un oficio delicado, consistente en la aplicación de pigmentos en forma de diminutos puntos o rayas sobre una superficie de marfil previamente tratada con goma arábiga, que por su liviandad permitía la fabricación de medallones.

Mas tarde la circulación de dibujos y pinturas de retratos decayó y comenzó la difusión del daguerrotipo, que ofrecía un mayor parecido físico de los modelos, recibido con entusiasmo por el público. Descalzo derivó su interés hacia el daguerrotipo primero y a la fotografía después resultando estas tareas más representativas y reconocidas en el marco de su actividad artística.  

 

Bibliografía

GESUALDO, VICENTE, Enciclopedia del arte en América, Biografías III, Buenos Aires: Bibliográfica Omeba, 1969.

NESSI, ANGEL  OSVALDO, “Argentina en el arte. Siglo XIX”, en Historia Crítica del Arte Argentino, Buenos Aires: Asociación de Críticos de Arte, 1995.

PACHECO; MARCELO, Cándido López, Buenos Aires: Ediciones Banco Velox, 1998.

RIBERA, ADOLFO LUIS, “La Pintura” en Historia General del Arte en la Argentina, Buenos Aires: Academia Nacional de Bellas Artes, 1984.

LÓPEZ, ANAYA, JORGE, Historia del arte argentino, Buenos Aires: Emecé, 1997.

MUNILLA LACASA, MARIA LIA, “Siglo XIX: 1810-1870”, en BURUCUA, JOSE EMILIO (Dirección de tomo), Nueva Historia Argentina, Arte Sociedad y Política, Buenos Aires: Editorial Sudamericana, 1999.

 

María de la Paz López Carvajal

 

 

[1] LOPEZ ANAYA, 1997, p. 18.