Colección Castagnino+macro

El estudio de la naturaleza y los temas de género -especialmente la representación de la vida de campesinos y pescadores- lo convirtieron hacia 1870 en uno de los artistas holandeses de mayor reputación y en uno de los principales maestros de la escuela pictórica de esa ciudad (De Haagse School). Sus figuras habitan atmósferas humildes y condiciones de vida sencillas, expresando un trágico sentido de la vida. Luego, al final de su carrera, retomó el tema de la vejez, la muerte y otros temas relacionados con el judaísmo y la Biblia.

Con una línea realizada a la pluma, de gran soltura y rapidez de ejecución Paisaje con figura interpreta uno de los temas favoritos de nuestro artista: las mujeres subidas a las dunas, mirando el mar. Este tema, que también ha sido relacionado con la evocación del asunto mitológico de Ariadna esperando a Teseo[1], alude a un concepto que ocupó un lugar destacado en debates estéticos alemanes a principios del siglo XIX: lo sublime. Con un profundo tono melancólico, la imagen revela la íntima relación entre el hombre y la naturaleza, en la cual el romanticismo alemán supo definir un aspecto esencial del concepto de arte. La figura contempla el paisaje que se halla fuera de la composición, pero ni la mirada de la mujer ni el hacer del artista pueden limitar la naturaleza, ésta no tiene medida humana, es inconmensurable. La representación del paisaje se aleja aquí de la noción clásica del género, es ahora una idea de lo ilimitado, el símbolo de lo sublime queKant había relacionado con lo infinitamente grande en la naturaleza, frente a lo que el ser humano desarrollaría un sentimiento de grandeza moral[2]. Como en la tradición del romanticismo alemán         -especialmente en los paisajes de Caspar Friedrich- “el foco óptico y espiritual está situado en la lejanía, incluso en el infinito”[3]. Nuestra mujer enfrentada a la profundidad del paisaje “dirige la atención del espectador mas allá del espacio próximo, a la lejanía infinita”[4]

Israels ha tratado este asunto con diferentes técnicas desde 1857 y ha realizado diferentes versiones, con las que debe ponerse en relación nuestra obra, entre ellas A fishergirl on a dune, knitting del The Ashmolean Museum of Art, Oxford University, Reino Unido; A girl on the dunes (c.1890) del Haags Gemeentemuseum, Países Bajos y A fishergirl on a dune-top overlooking the sea (c. 1900) del Museo Thyssen, España.

El estilo ligero y abocetado del dibujo donado por Carlos Carlés al Museo Municipal de Bellas Artes en 1925 sugiere que tal vez se trate de un estudio para una de las pinturas citadas y lo vincula con dibujos de rasgos similares fechados alrededor de 1900.

 

Bibliografía

Benezit, E. Dictionaire de peintres, sculpteurs, dessinateurs et graveurs, Paris : Librarie Grund, 1966.

Van Heteren, Marjan A fishergirl on a dune-top overlooking the sea”, en

<http://www.museothyssen.org/thyssen/accesible/coleccion/ficha141.htm> [agosto 2007]

“Girl on the Dunes, A.”Online article, Encyclopaedia Britannica Online, en

<http://www.britannica.com/eb/art-58361> [agosto 2007]

Neidhardt, Hans “Riesgo y seguridad. Sobre la estructura y la psicología del paisaje romántico”, en Caspar David Friedrich. Pinturas y Dibujos. Madrid, Museo del Prado, 1992.

 

María de la Paz López Carvajal

[1] Marjan van Heteren, ISRAËLS, Jozef Mujer de un pescador oteando el horizonte sobre una duna, c. 1900, en <http://www.museothyssen.org/thyssen/accesible/coleccion/ficha141.htm> [agosto 2007]

 

[2] Cfr. Neidhardt, Hans “Riesgo y seguridad. Sobre la estructura y la psicología del paisaje romántico”, en Caspar David Friedrich. Pinturas y Dibujos. Madrid, Museo del Prado, 1992.

[3] Ibidem, p.58.

[4] Ibidem, p.58.