Imagen no disponible.

Siempre referenciada a su provincia  natal y jugada entre el objeto y la instalación, esta propuesta de Millán pone en foco el vínculo entre el suelo misionero y sus habitantes a través una serie de piezas gráficas, pictóricas y objetuales.

Con estrategias lindantes a los métodos de la antropología —pero cargado de la subjetividad de la autora— cada una de ellas se dispone en la vitrina como resultado de un trabajo de campo. Un caso de estudio como refiere el título de la obra. Apuntes a lápiz de la flora sobre papel o pintados sobre tela. Así como también un muestreo enjambrado de hilos, materia prima en la producción de la artista.

Al pie de estos fragmentos, notas manuscritas que registran las variables meteorológicas y climatológicas de la localidad misionera de Pindaity (temperatura, humedad, lluvias, nivel del río, etc.) en diferentes días, a lo largo de varios meses. Acompaña además el testimonio recogido de los pobladores que plasman la relación con la tierra y el lugar.

Situación del estudio: el pronóstico del tiempo alude entonces no sólo a cuestiones atmosféricas sino también al ritmo vital de los habitantes de dicha comunidad y de la región.