Colección Castagnino+macro

Esta obra parte de una interrogación: ¿cómo sería una bicicleta adaptada a usos cotidianos en ciudades con características urbanas y geográficas similares a las de Buenos Aires? Entonces, a partir de dibujos y de la colaboración de un artesano, Tartaglia diseñó una bicicleta adaptada al desplazamiento urbano teniendo en cuenta las características geográficas, urbanas y culturales de dicha ciudad y de un habitante de mediana edad con acceso social. Un primer prototipo fue presentado en la galería Ignacio Liprandi Arte Contemporáneo de Buenos Aires, en 2010. Años más tarde, dicho modelo ingresó a la colección Castagnino+Macro como parte de la donación del Programa Nacional de Adquisiciones de Obras de Arte Contemporáneo Igualdad Cultural promovido por el gobierno nacional.

Mientras tanto, el artista, llevó a cabo una segunda instancia del proyecto que consistió en realizar una experiencia de uso del primer prototipo y a partir de ahí armar el segundo. En 2011, estos dos ejemplares junto a un poster formaron parte de la exposición “Bicicleta de ciudad”, en la sede Macro, curada por Claudio Iglesias.

Bicicleta de ciudad (BiCI) presenta en el espacio expositivo la mencionada unidad de transporte junto a un modelo relacional impreso en lona que reúne datos y proposiciones que surgen de pensar el objeto en sus diversos usos y relaciones. Mediante esta lógica introduce aspectos sobre la producción industrial, la producción de objetos artísticos, el diseño de formas, el mercado del arte, la experiencia urbana, la economía y la corporalidad. En este sentido, la obra presenta uno de los ejes fundamentales en la interpretación de la obra del artista que ubica al arte como herramienta de pensamiento.

Abril 2021