Colección Castagnino+macro

Como restaurador, Cochet conoció técnicas pictóricas de los grandes maestros. El dibujo de Cochet tiene raíces naturalistas-académicas. Pintó empleando empastes densos y gamas tonales bajas, como La inundación, con una paleta de colores quebrados y desaturados. Esta obra introduce al espectador en la composición, en una ubicación posterior a los personajes que se encuentran de espaldas, en primer plano. Por otro lado, el tema puede considerarse una crónica de los problemas de inundaciones sufridos en la ciudad históricamente.