Imagen no disponible.

L´eternelle chanson revela la influencia de la escuela naturalista francesa. La transcripción de la atmósfera del fin del día recuerda las composiciones de Francois Millet. Barré, con un lenguaje tradicional aspira profundizar en la psicología de los personajes y exponer el destino de los trabajadores rurales.

En el dorso de la tabla hay una carta pegada, fechada en su ciudad natal, en la que el autor explica a Carlés que la obra integró la Exposición Anual de Arte, Salón de Champs Elysées, de 1898 y figuró con el número 104 en el catálogo; también hay un recorte impreso, (parte de una publicación) que se refiere al Salón de Champs Elyseés donde se cita la obra de Barré.

El óleo llegó a la colección del Museo Municipal de Bellas Artes en 1925 gracias al legado Carlés.

La obra posee tres etiquetas adheridas en el reverso, una de ellas un fragmento de una carta dirigida por el artista al donante, en la que Barré explica que su envío es un boceto de una obra titulada L´eternelle chanson que fue exhibida en la Exposición Anual de Bellas Artes, Salon de Champs Ellyseés de 1898 y reproducida en el catálogo con el número 104. El sobre del envío, ha sido estampillado en Trappes, Seine et Oise, Francia y dirigido a Carlés como Director General de Correos y Telégrafos de la República Argentina. Otro de los fragmentos corresponde a una publicación en francés de la que no existen referencias, que reseña la exposición y en particular a la obra de marras.