Fontana, Lucio, Mujer peinándose, 1940

Tras una prolongada estadía en Europa, desde 1939 su actividad artística fue variada pero se inclinó especialmente hacia la escultura figurativa de características neoimpresionistas, rasgos expresionistas y clara influencia del arcaísmo de Arturo Martini. Si bien se mantuvo dentro de parámetros tradicionales, sus trabajos de entonces reflejaron una amplia creatividad.

Realizada en 1940, Mujer peinándose se encuentra dentro de esa etapa y manifiesta cierta influencia de Medardo Rosso, principalmente en la dialéctica del uso de la luz espacial.