Berni, Antonio

Rosario, 1905
Buenos Aires, 1981

Antonio  Berni  inició  sus  estudios  de  dibujo  en  la  Academia  del  Centre  Catalá  de  Rosario  junto  a  dos  artistas  españoles, Eugenio  Fornells  y  Enrique  Munné.

En  1922  exhibió  paisajes  rosarinos  y  cordobeses  en  Witcomb Rosario, cuyo  catálogo prologó Emilio Ortiz Grognet, En 1923, expuso en la sede de Buenos Aires y en 1924 volvió a hacerlo en la sede Rosario y  recibió el Premio Estímulo en el VII Salón de Rosario. En 1925, con el apoyo de Emilio Ortiz Grognet y Luis Vila Ortiz, le fue otorgada una beca del Jockey Club de Rosario para continuar sus estudios en Europa. Se radicó primero en Madrid y luego en Paris, donde asistió a los talleres de Andre Lhote y Othon Friesz, mientras frecuentaba a los artistas argentinos que residían en  la  capital  francesa  conocidos  como Grupo  de  Paris. En  Paris conoció  la  pintura  metafísica  y  al  movimiento  surrealista  y asimiló el compromiso ideológico artístico con la realidad política y social contemporánea.

En  1929  realizó  una muestra  individual  en  el  Museo  Municipal de  Bellas  Artes  de  Rosario  y  al  año siguiente  regresó  al  país junto  a  su mujer  Paule  Cazenave  y  su  hija  Elena.  En  1932 expuso  sus  collages  surrealistas  en Amigos  del  Arte de  Buenos Aires y en 1933, instalado en Rosario, lideró la Mutualidad Popular de Artistas Plásticos Rosarinos. Ese mismo año Siqueiros visitó la Argentina y ejecutaron juntos un mural en la casa del director del Diario Crítica, Natalio Botana. Gracias a una beca de la Comisión Nacional de Cultura obtenida en 1942 inició un recorrido por América del Sur, que incluyó el norte argentino y Oruro, Cuzco, Machu Pichu, Arequipa, Lima, Chiclayo, Guayaquil, Quito, Popayán, Bogotá. Tomó fotografías y dibujó innumerables apuntes. Al año siguiente, en 1943 obtuvo el Premio de Honor del Salón Nacional.

En  1944  Berni,  Castagnino,  Colmeiro,  Spilimbergo  y  Urruchúa  crearon  el Taller  de  Arte  Mural,  solo  realizaron  juntos  los murales de las Galerías Pacífico de Buenos Aires.

Desde 1946 trabajó en una serie de pinturas nutridas por su interés por las culturas  americanas  y  desde  ese  año  y  hasta  1956  vivió  en  Santiago  del  Estero,  etapa  en  la  que  centró  su  pintura en las condiciones de vida del interior del país y las migraciones internas.

Hacia 1959 retomó el collage y renovó la xilografía introduciendo relieves y gran formato, por los que mereció el Gran Premio de Grabado y Dibujo en la XXXI Bienal de Venecia de 1962, a la que concurrió con diez collages y cinco xilografías sobre el tema de Juanito Laguna.

Desde  1960,  Berni  intentó  superar  la  tradición  del  espacio  ficticio  trascendiendo  el  plano  de  la  tela, realizando  collages, assemblages  y ambientaciones. En 1965, su obra fue exhibida en museos internacionales y realizó una retrospectiva de su obra  en  el  Instituto  Di  Tella.  En  1971,  fue el Museo de Arte Moderno de Paris  quien acogió una retrospectiva del artista rosarino.

En 1979 fue nombrado miembro de la Academia Nacional de Bellas Artes.



Obras