Kuitca, Guillermo

Buenos Aires, 1961
Vive y trabaja en Buenos Aires

Durante el período 1970-79 estudia pintura con Ahuva Szlimowicz y a partir de 1975 concurre al taller de Víctor Chab.
En 1974 concreta su primera muestra individual en la galería Lirolay y en 1979 instala su primer taller, donde dicta clases de pintura.
Después de abandonar la carrera de Historia del Arte en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, en 1980 viaja a Europa, donde la expansión de las estéticas conceptuales cede paso a las corrientes neo-expresionistas.
De regreso al país, Kuitca desarrolla su lenguaje plástico dentro mencionados lineamientos, mediante los cuales reivindica la práctica pictórica. En este contexto integra el Grupo IIIII en 1982, junto con Ernesto Bertani, Pablo Bobbio, Miguel Melcom y Osvaldo Monzo. También forma parte del ecléctico grupo de artistas denominado por Jorge Glusberg como La nueva Imagen, cuyos principales representantes son Alfredo Prior, Duilio Pierri, Pablo Suárez y Armando Rearte, entre otros.
Para entonces, la expresividad de sus pinturas se manifiesta tanto en la elección cromática como en el uso del grafismo. Rasgos plasmados en un conjunto de imágenes dramático-narartivas. En ellas, la presencia de simbologías íntimamente relacionadas al campo del inconciente posiciona su obra en el marco de una figuración crítica de naturaleza conceptual. Desde esta perspectiva, la cama configura uno de los íconos paradigmaticos durante esta etapa de producción.
En 1986, con su serie Siete últimas canciones culminan las presentaciones llevadas a cabo en Argentina, retomando el ciclo de exposiciones recién a partir de 2003.
En 1987 lleva a cabo un conjunto de planos de ciudades, plantas de departamentos y mapas que plasma sobre colchones, mesas y cunas. Aunque lejos de toda intención de narratividad, son frecuentes las referencias geográficas y contextuales, siendo posible -en ciertas oportunidades- vincular determinados lugares europeos con el nazismo.
En la década del 90, los recorridos no lineales complejizan su obra que trasciende el campo de las artes visuales, desarrollándose hacia diversas direcciones.
El dibujo es una de las vertientes que el autor cultiva en estos años y que, desde 2000 produce digitalmente, interviniéndolos luego a mano. En ellos se visualizan algunas de las temáticas tratadas en sus series de mayor relevancia. Entre éstas: plantas de teatro, árboles genealógicos, las posibles y diferentes distribuciones geopolíticas mundiales tratadas arquitectónicamente.
Paralelamente a su producción plástica, Kuitca se ha desempeñado en el ámbito teatral, como director, escenógrafo y diseñador de iluminación. En 1991 creó el Programa de Becas para Artistas Jóvenes, donde desarrolla la actividad docente hasta la actualidad.
Integra múltiples exhibiciones colectivas y realiza muestras individuales en diversos países. Entre ellos: Argentina, Brasil, Venezuela, Colombia, Costa Rica, Perú, Chile, Uruguay, México, España, Italia, Francia, Alemania, Holanda, Bélgica, Suiza, Austria, Irlanda, Inglaterra, Escocia, Finlandia, Suecia, Polonia, Croacia, Hungría, Turquía, Egipto, Corea, Canadá y Estados Unidos.
Dentro de las instancias retrospectivas de exhibición se destacan las realizadas en Hirshhorn Museum and Sculpture Park, Washington (2005), y Miami Art Museum, Miami (2008).
Participa en la Bienal de San Pablo, Brasil (ediciones de 1985 y 1989); en la IX Documenta de Kassel (1992); y en la 52° Exposición Internacional de Arte Bienal de Venecia, Italia (2007).
Recibe, entre otros: Premio al Artista Joven del Año, otorgado por la Asociación Argentina de Críticos de Arte (1982); y el Título de Profesor Honorario, Universidad Nacional de Buenos Aires (2004).
Su obra se encuentra en colecciones públicas y privadas de distintas instituciones del mundo.



Obras