Liebermann, Max

Berlin, Alemania, 1847
Berlin, Alemania, 1935

Max Liebermann es considerado uno de los artistas alemanes más destacados de fines de siglo XIX. Comenzó sus estudios artísticos en el taller de Carl Steffeck hacia 1866 mientras estudiaba filosofía en la Universidad de Berlín. Luego de asistir a la Academia de Arte de Weimar desde 1868, viajó a Paris en 1872 y en 1873 se instaló en Barbizon, donde conoció la obra de Charles Daubigny, Camille Corot y Jean Francois Millet. En 1876 expuso en el Salón de Paris. Entre 1875 y 1913 viajó todos los años a Holanda, allí pintó, estudió la obra de Franz Hals y estrechó amistad con Jozef Israels. Instalado en Munich en 1878 conoció la obra del pintor realista Wihlem Leibl, que influenció notablemente su producción. Definitivamente en Berlín desde 1884, fue el creador y presidente de la Berliner Sezession  entre 1899 y 1911 y en 1920 dirigió la Preussischen Akademie der Künste. El nazismo lo obligó a renunciar en 1932, retirándose a vivir a orillas del lago Wannsee hasta su muerte.

En su primer período de producción, Liebermann siguió los lineamientos del realismo, que se había acentuado en Alemania tanto por influencia belga como francesa y por la presencia de Courbet en Frankfurt hacia 1858, quien además habría realizado una exposición de gran repercusión en Munich en 1869.  En este ámbito y a su regreso de Francia luego de conocer la obra de los artistas de la escuela de Barbizon, nuestro artista eligió como tema de su obra a campesinos y trabajadores humildes, sus tareas y su entorno, que pintó con un tono melancólico cercano al de Millet. De 1887 data uno de sus cuadros más famosos, Depósito de lino en Laren, convertida en una pintura emblemática del naturalismo alemán.



Obras