Imagen no disponible.

En Plazoleta, Álvarez Muñoz desarrolla un lenguaje fruto de la interpretación de las corrientes luminaristas italiana y española por las que se inclinaron los artistas rosarinos activos en las primeras décadas del siglo, en el marco de una concepción tradicional  de  la  pintura.  Es  el  asunto  lo  que  diferencia  su  intención:  los  artistas  de  Refugio  encuentran  en el  paisaje  del suburbio  tratado  como  un  apunte  al  aire  libre, la  posibilidad  de  traducir  los  principios  democráticos y  populares de la agrupación.

La obra fue adquirida por la Comisión Municipal de Bellas Artes en 1936. Ese año, Alvarez Muñoz realizó una exposición individual en la Sala 3 de la sede del Museo Municipal de Bellas Artes de calle San Martin 874 que la institución compartía con la Galería Renom. El Acta 229 de julio de 1936 de la Comisión Municipal de Bellas Artes detalla la compra por $100.