Imagen no disponible.

Camino en Los Cocos fue adquirido por la Comisión Municipal de Bellas Artes en el marco del VI Salón de Otoño realizado en 1923. En esa ocasión expuso tres aguafuertes de la serie de Los Cocos y tres paisajes: el que nos ocupa y Tarde de Otoño y Armonía verde.

Con una interpretación personal del impresionismo, pintó a plain air con toques de pincel y una paleta de color vibrante cuya intención fue captar la luz, con un planteo compositivo tradicional. Horizontes amplios y atmósferas transparentes definió con detalle el territorio cordobés.