Colección Castagnino+macro

Esta obra se ubica en una línea de producción diferente a otras obras de la colección Castagnino + Macro. A partir de la misma la autora propone una mirada crítica sobre el consumismo. Para ello se vale de la imagen icónica de la gaseosa estadounidense más consumida a nivel mundial. Mediante su color y tipografía del Río creó un cartel con el slogan Coca Cola es un ejército con el que pone en foco el carácter imperialista de las sociedades capitalistas.

Los recursos estéticos de la publicidad y cierta reminiscencia pop se entrelazan con el hacer artesanal con el que realiza la escritura. La gestualidad de la grafía señala la presencia del dibujo, marcando además el interés de la artista por esta disciplina.