Colección Castagnino+macro - Detalle

Al igual que otras piezas de la autora integrantes del patrimonio Castagnino + Macro (Bubones o Nerviosa Geografía), esta obra forma parte del período en el que del Río comenzó a desarrollar su producción a partir de la necesidad de correr el foco de la idea de centro a favor de lo múltiple y lo rizomático.

En este sentido, la artista trabajó en esta obra el concepto de ruta en su posibilidad de construcción continua. De este modo establece una extensa cantidad de conexiones a partir de un conjunto de pastillas diseminadas azarosamente sobre la pared de la sala. Diferentes alternativas en el camino de la enfermedad.

“... pequeñas píldoras de resina, coloreadas, cristalinas, llevan en su interior cifras de horarios; dispuestas en la pared en forma caótica, se unen entre ellas con una línea en grafito; La composición se forma a través de uniones de pequeñas cuentas dispuestas de manera azarosa en la pared creando nuevamente recorridos diferentes que no tienen ni principio ni fin, ni medio, ni nada...”[1]

[1] Paglini, Milena, “Mapas digitales”, texto del archivo de Claudia del Río.



Del Río, Claudia

Rosario, provincia de Santa Fe, 1957
Vive y trabaja en Rosario

Artista y docente. Co-fundadora del Club del Dibujo.

Referente clave en la escena contemporánea del arte argentino. Su obra se instala con fuerza en el campo artístico a mediados de los años 90 y desde 2012 desarrolla una potente producción en el campo de la escritura. Investigó disciplinas como pintura y fotografía además de experimentar en el ámbito de la performance, el arte-correo, video, collage y ensamblado. Sin embargo, puede decirse que el dibujo es el eje que atraviesa todo el trabajo de del Río.

Su carácter inquieto y multifacético la condujo a indagar los campos de curaduría y gestión cultural.

Su intensa actividad artística excede el trabajo de taller logrando establecer, con sus proyectos y propuestas, otros vínculos y modos de circulación estética. Situación que pone en foco nuevas formas de relación entre arte y vida.

Estudió teatro y pintura hasta obtener la Licenciatura en Bellas Artes, en la Universidad Nacional de Rosario (UNR), en 1980. Institución en la que ejerce su actividad docente desde 1982.

Becada por Fundación Proa asistió al Programa de Clínica de obra a cargo de Guillermo Kuitca (1994-1995). Artista y tutora invitada en Trama, Programa independiente de cooperación entre artistas, Rain Artists Initiatives Network, (2000-2001) e integrante del Programa de Encuentros Regionales de Producción y Análisis para Artistas Visuales, organizados por la Fundación Antorchas (2000 y 2004).

Ha participado en numerosas residencias para artistas. Entre ellas, Arteleku, San Sebastián (España, 2004); RIAA, Ostende (Argentina, 2006) y Kiosko, Santa Cruz de la Sierra (Bolivia, 2007).

Sus obras, que integran colecciones públicas y privadas, son exhibidas de manera individual y colectiva desde 1984. Participó en la Bienal de La Habana, Cuba (1997), Bienal del Mercosul, Porto Alegre, Brasil (2009), Bienal de Salto, Uruguay; y Bienal de Medellín, Colombia (2011).

Entretanto, del Río formó parte del colectivo rosarino APA (Artistas Plásticos Asociados) en 1984 y curó presentaciones de dibujo en diversos espacios. En 2007 inició RUSA, Residencia para Un Solo Artista. Con la Editorial Iván Rosado publicó los libros Litoral y Cocacola (2012), Ikebana política (2016) y Hola, sol gigante (2018). También se editó en 2013 Pieza Pizarrón, compilado de las presentaciones de este dispositivo de dibujo entre los años 2006 y 2011. En 2019, la editorial londinense Peter Lang lanzó una nueva versión de Ikebana política.



Otras Obras