Colección Castagnino+macro

Fechado  en  Florencia  en  1878,  el Retrato  de  Lucio  Correa  Morales  fue  realizado  por  Ballerini  mientras  perfeccionaba  sus estudios artísticos gracias a una beca concedida por el gobierno de la provincia de Buenos Aires. En la ciudad italiana asistió al Instituto  Real  de  Bellas  Artes  y  al  taller  del  pintor  Cesare  Maccari (1840-1919). Florencia  fue  uno  de  los  destinos  mas concurridos por los artistas argentinos de su generación,  y allí coincidió con otros pintores y escultores con quienes compartió los fecundos años de formación en talleres de maestros consagrados en la academia, salones y exposiciones internacionales, entre ellos Lucio Correa Morales y Francisco Cafferata.

Ambos posaron para él ese mismo año. (El MNBA posee el Retrato del escultor Cafferata, óleo, 38 x 29 cm) La sociabilidad entre los becarios hispanoparlantes en los centros artísticos europeos fue decisiva para sus carreras y quedó plasmada en numerosos retratos mutuos, escenas de taller y pequeños homenajes que se dedicaron  en  prueba  de  amistad y  camaradería.  Durante sus  años  en  Europa,  Ballerini fue  considerado  una  joven promesa  y sus envíos gozaron de gran aceptación por el público de Buenos Aires.