Imagen no disponible.

El Retrato de Teresa Semilla de Casarribia, se trata de la prima de la artista, Teresa, de la cual existe en el museo otro retrato pintado el mismo año -Mi prima Teresa- adquirido por el Museo en 1948. Teresa fue quien organizó un álbum de fotografías de Emilia. En la casa familiar de El Trébol, se halla el Álbum de Teresita, que guarda una importante cantidad de recortes de prensa y fotos de retratos, sin un orden cierto y muchas veces sin datos bibliográficos. En la portada se lee el agradecimiento en manuscrito de Emilia a la tarea realizada por su prima: “Teresita linda has realizado el milagro de materializar un sueño, un viejo sueño de toda la familia: mi álbum de recortes, poniendo en tu tarea un cariño enorme, una gran dedicación i una impecable pulcritud. Te aseguro que no acierto a decirte con qué profunda gratitud valoro esta obra tuya, en la que ha quedado algo de mí misma como un perfume de tu gracia i de tu juventud radiante. Con toda mi alma te doi las gracias i te pido que hagas llegar mi reconocimiento a los que han colaborado contigo tan generosamente. Emilia, Buenos Aires, julio de 1944” .

Los retratos de los años 40 han perdido el aire tradicional de los de las décadas pasadas y han sido influidos por el espíritu de la ilustración que la artista realizaba para revistas femeninas desde pasados los años 30. La estilización de las manos, la utilización de gamas claras apasteladas, el predominio de la línea y el acento en los detalles -como los pliegues del tejido del sweater y el maquillaje de la retratada- acentúan este carácter.